Diferencias entre un dolor de cabeza y una migraña

Al dolor de tipo migrañoso el paciente lo reconoce, sabe cómo llega, cómo se presenta, qué lo detona y cómo se va. Este tipo de dolor normalmente tiene antecedente de varios años atrás, aunque a veces surge de manera espontánea a los 30 o 40 años, la mayoría lo presenta desde temprana edad.
Lo importante para el paciente con este dolor es acudir a revisiones anuales o semestrales, dependiendo de qué tan agudos sean los síntomas y qué tan mal o bien esté controlado, este paciente ya sabe en qué consisten los tratamientos.
El dolor de cabeza que no es habitual, que no se reconoce, que nunca había dado, llama la atención. El paciente que tenga mareos o dolores debe acudir a revisión, exploración e imagen cerebral, a veces hay casos que el paciente no nota, como alteraciones visuales, auditivas, zumbidos y pequeños mareos, detalles que no observan.
Es frecuente con ciertos tipos de tumores, que pasen años con dichos casos y un buen día el paciente se da cuenta que no ve, va a diferentes oftalmólogos y finalmente, con una imagen cerebral, los tumores son detectados. Al presentarse los casos que hemos mencionado, se debe acudir a valoración y hacerse una imagen cerebral, no es caro un estudio de tomografía o resonancia.

Deja un comentario

Call Now Button